De opinión

La Ética de Informar

06.05.2020

En pleno siglo XXI, con la era digital y de información que estamos viviendo, es preciso ver la evolución de la labor periodística, puesto que, al tener la capacidad de crear contenido por medio de una imagen, vídeo o podcast, se cae en el error de pensar en que toda persona con un celular y grabadora, podrían crear contenido, sin tener en cuenta la rigurosidad que exige el ser un periodista profesional y no aficionado. Me permito citar a Ignacio Ramonet en un diálogo con El País de Madrid, mencionado en el informe de ICFJ (International Center for Journalists) capítulo 8, sobre la ética periodística en la era digital, que al hablar sobre el periodista ciudadano y el periodismo tradicional, concluye que, la fragmentación de la información es real, por ende, "Tiene que haber un especialista que pueda hacer el trabajo de reunir el vitral", este especialista es el periodista tradicional, encargado de contextualizar, informar, aportar diferentes miradas y dar las fuentes relevantes, de esta manera lograr que el receptor entienda el contenido para crear y participar sobre este hecho noticioso.

Aquí podrás conocer el informe completo de ICFJ.

                                                                                                               Imagen tomada de Freepik 

Por otro lado, la ética profesional debe estar presente en cualquier profesión, pero en la del periodista tradicional, en la que se lucha por informar con veracidad e imparcialidad, además de desarrollar contenido para un público al que le debe mucho más que una imagen, lo es todo, puesto que, con su labor de informar y generar un conocimiento al espectador, debe encargarse de respetar el trabajo de otros, de no informar por cumplir una agenda, de no tener una posición de preferencia y sobre todo no engañar con falsa información o sin alguna fuente que lo respalde. Es esto a lo que decidí llamar, la ética de informar, basada en unir lo digital y lo tradicional, con los elementos de multimedialidad del primero y la precisión, y claridad con la del segundo, aprovechando así cada elemento que nos entrega la digitalización.

En este enlace complementarás información sobre la Ética Periodística.

Para finalizar, deseo explicar que la ética periodística es lo que nos rige a la hora de difundir información a los espectadores, el sentido y la importancia de esa información presentada, también la participación del público y el cómo se tiene en cuenta cuando se presenta un hecho noticioso. Por lo tanto, se cree que la ética cambia como lo hacen los periodistas y las personas en general, pero no, simplemente evoluciona con las nuevas tecnologías presentadas en la actualidad, según la ICFJ, "No es una nueva ética, son nuevas aplicaciones de la ética los que se hacen en la era internet; no es cuestión de adecuaciones con lo que esta palabra alude a oportunismos utilitarios; son respuestas de la ética a circunstancias nuevas".

Ética Periodística, Información, Periodista, Digitalización.